domingo, 30 de diciembre de 2012

.

Cerrando el año con la última gran movilización convocada por la CGT (Confederación General del  Trabajo) y CTA el día 19D donde se lleno la plaza de mayo, dejando expresado que la unidad se da también y sobre todo, en la calle. No como un rejunte anti K ni como un golpe desestabilizador al gobierno, como quisieron mostrar las difusoras opositoras al gobierno y el propio oficialismo, respectivamente, si no para reclamar el 82% móvil para nuestros jubilados, la eliminación del impuesto a “las ganancias”, la eliminación del la ley antiterrorista, la recuperación de los recursos naturales, entre otros justos y sentidos reclamos.
Sabiendo las grandes diferencias que separan a las dos centrales sindicales, pero cuando los reclamos y pedidos coinciden, con la unidad es la única forma de conquistarlas. Somos concientes que a la CTA, todavía le falta mucho para ser la central ideal, lo sabemos, pero también sabemos que es hoy, el único espacio con historia de lucha, coherencia y unidad para aquellos trabajadores honestos y consecuentes que buscan un proyecto sindical para defender y ampliar sus derechos y emancipar a nuestra patria.
 En esa misma noche del brindis, nos vimos sorprendidos, por la culpabilidad que pretendía inculcar el gobierno nacional a la CGT encabezada por Hugo Moyano y a la CTA encabezada por Pablo Micheli de haber organizado, sin pruebas y en un claro mal intencionado desprestigio hacia estos sectores sindicales, los saqueos a los supermercados, que según la CAME (Cámara Argentina de la Mediana Empresa) fueron 292 en todo el país, con 650 detenidos, 2 muertos y 2 heridos de gravedad.
 Aquellxs que quieran igualar la realidad económica a las del 2001, están falseando la realidad y es muy probable que haya habido alguna mano negra detrás de varios de estos saqueos, que evidentemente, encendió la chispa que desemboco en que varios vecinos de las barriadas populares, lleven adelante los sucesivos hechos, pero lo que también es una realidad es que millones de argentinos todavía viven en la pobreza, con necesidades básica insatisfechas, la marginalidad y el narcotráfico presentes en los barrios, la inflación comiendo los salarios, trabajadores en negro y sin que el poder político, haya transformado a fondo la lógica neoliberal de los ´90
Llamamos a la tranquilidad de toda la sociedad, a la organización del pedido de alimentos a los grandes supermercados, denunciamos cualquier hecho de represión, basta de muertos y de pobreza. El hambre es un crimen porque es evitable.
Y es desde esta Central que queremos construir, un sindicalismo mas democratico y mas participativo.Que juegue un papel cada vez mas importante en la lucha emancipadora.
Desde Proyecto Sur San Martín participamos del brindis junto a diferentes organizaciones sociales y políticas, como el PTP (Partido del trabajo y el Pueblo), UP (Unidad Popular), OLP (Organización Libres del Pueblo), entre otros y trabajadores municipales, cooperativistas, de la salud, judiciales y decenas de militantes que se acercaron para despedir un año de muchas enseñanzas y recibir al que viene con muchos desafíos y sobre todo organizados.
Saludamos especialmente a Pablo Abramovich, secretario general de la CTA San Martín – 3 de Febrero y secretario general adjunto de la Asociación de judiciales bonaerenses, quien fue uno de los principales militantes sociales y sindicales que ha mantenido a la CTA de píe, con las convicciones firmes y la honestidad intachable, siendo un garante de la unidad y la independencia partidaria de esta Central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario