sábado, 22 de septiembre de 2012

.

Al respecto, la secretaria de Salud, Mariela Rossen, afirmó: “Esto nos permite  dar cobertura en un barrio olvidado, que no tenía ningún efector de salud próximo, y responde a un pedido del Intendente Gabriel Katopodis de ir acercando la salud a la gente. Además, forma parte de una estrategia que consiste en ir poniendo postas en los barrios, que refuercen el trabajo de las salas, previniendo enfermedades y garantizando la resolución de la patología prevalente”.
Ahora, de 8 a 13 horas, los vecinos pueden acceder a servicios de pediatría los martes y viernes; de vacunación, los viernes; y de obstetricia, los jueves. Próximamente, se ofrecerá, también, atención odontológica.
Esta acción forma parte del Plan Integral de Salud impulsado por el Municipio para reforzar la atención primaria a través del funcionamiento en red de los servicios de cada centro de salud, adecuando su infraestructura, equipamiento y recurso humano, y mejorando su capacidad de respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario